Belleza

¡Sí puedes tener una piel bella y sana!

December 5, 2016

¡Hola mis amores!

En estos días estuve investigando mucho acerca de las pieles que tienden a tener problemas con el acné, y que además son muy (PERO MUY) sensibles. Este es mi caso, cuéntame en los comentarios si es el tuyo también.

Cada vez más me encuentro con productos que prometen ser milagrosos, pero que al final de cuentas y de mucho probar, no es que ayuden mucho.

Tengo aproximadamente unos 15 años con mi problema de acné. Unos especialistas me dicen que son mis hormonas, otros me dicen que es un problema meramente tópico (es decir, externo), y otros me han dicho “graciosamente” que estoy volviendo a la adolescencia. No obstante, he probado de todo y puedo concluir una vez más que los productos naturales son una excelente opción (¡ojo! no es la única opción, y recuerden que no soy dermatóloga jejeje).

Es por eso que quiero compartir con ustedes estos dos ingredientes súper potentes, deliciosos y muy efectivos. La miel y el café.

Los beneficios de ambas delicias de la naturaleza son súper extensos, pero aquí les comparto los más importantes para la mascarilla que les voy a enseñar hoy:

Miel: Es un antiséptico muy eficaz. Por ser un fluido producido por las abejas a partir del néctar de las flores, también es un antibacterial muy potente. Posee propiedades desinflamatorias y calmantes, por ello, al usarlo en la piel ayuda a combatir la inflamación de los poros con acné y ayuda a combatir la pérdida de elasticidad de la piel.

Café: Estimula la circulación sanguínea, dando paso a que las células se regeneren en el tejido de la piel. Ayuda a eliminar toxinas que se encuentran en la superficie de la piel (piel muerta). Además ayuda a prevenir el exceso de grasa y la producción de más granitos.

Ahora te voy a contar qué debes hacer…

  • En un recipientito pequeño, preferiblemente de vidrio vas a mezclar una cucharadita de café molido y una de miel de abejas.
  • Haces una mezcla, hasta que los gránulos estén más pequeños.
  • Aplicas en tu rostro o en cualquier otra parte de tu cuerpo donde quieras desintoxicar la piel, haciendo movimientos circulares que te ayudarán a exfoliar.
  • Una vez hayas masajeando (SUAVEMENTE) alrededor de 45 segundos o 1 minuto, dejas que la mezcla actúe en tu piel por 15 minutos.
  • Luego retiras con agua a temperatura ambiente.
  • Aplica tu humectante regular y ¡Listo!

Mi consejo es que lo realices una vez por semana, y veas cómo se comporta tu piel. No sigas utilizando esta mascarilla en caso de notar irritación muy prolongada o alguna reacción alérgica.

Aquí te dejo un par de fotitos para que veas cómo la uso, te dejo también un abrazo y muuuuchos besos💛

 

img_8920 img_8921 img_8922 img_8923

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply