Para Tu Corazón

Happy Valentine’s Day… El blog más sincero que he escrito en mucho tiempo

February 15, 2018

Ok, ok, ok. Prepárense que lo que viene es purita verdad.

Hoy, en el país al que llamo hogar hace 5 años, se celebra el día de los enamorados. Todo es rojo, rosas, corazones, chocolates, amor en el aire, en fin… Todo amor. Lo cual, me encanta. No estoy en contra, para nada, de que se celebre una fecha del amor y la amistad.

Hoy yo no celebré el día de los enamorados con Sam (aka Mi Novio Permanente), puesto que él está en exámenes y quedamos en hacer lo que más disfrutamos (comer, obviooooo😉), durante el finde, y les cuento que me encanta. Y aquí es dónde empieza la pura verdad.

No soy de las chicas que aman las demostraciones excesivas de amor y corazones en el ambiente, no soy de las que “necesita” un regalo para poder sentir que mi pareja me ama y piensa en mi; de la misma forma, no juzgo a mis chicas que son súper románticas y que sí disfrutan de este tipo de manifestaciones de amor.

Pero cuando les menciono esto, y escribo este artículo, es para que te sientas [email protected] y sepas que si no tuviste un día de los enamorados como el que hubieras querido, está bien. NO PASA NADA.

Te cuento sobre mi día. Estuve trabajando todoooooo el día (cabe aclarar que amo lo que hago, lo disfruto y vivo agradecida por eso), sin embargo, estuve como cansada, de momentos ansiosa, un poco de estrés por aquí y por allá, lo cual es absolutamente normal en la vida de cualquier ser humano. Pero el día no fue el más lindo y lleno de amor de todos.

Hubo un tiroteo en una escuela secundaria en la Florida, que es el estado en el que vivo. Un joven obsesionado con las armas y la violencia, arremetió conta decenas de personas y logró quitarle la vida a 17 (según lo que dicen los medios), y dejó varios heridos. Las noticias eran desgarradoras, estresantes, tristes… Me dio tanta rabia e impotencia, que me puse muy ansiosa, y lo supe manejar (ocultar, como suelo hacerlo); sin embargo, al llegar a casa, me encontré con un globo enorme (por cierto, amo los globos), y una tarjeta que me dejó con la boca abierta.

Sí, efectivamente fue Sam.

El mensaje de la tarjeta me hizo romper en llanto, y lloré con tanto sentimiento, que me sentí cómo una niña. Sentí que no era justo que él me hubiera regalado esa tarjeta, porque yo no le había dado nada (cabe aclarar que ya me lo ha hecho unas cuantas veces. Me hace prometer que no voy a sorprenderlo, pero él aparentemente, sí tiene derecho de hacerlo); pero la realidad era otra.

Lloré porque mi día no fue fácil, porque tengo mil cosas en la cabeza que me preocupan, porque cada vez que me preguntan cómo estoy respondo los mismo de siempre: biennnnnn :), y me di cuenta de que no lo estaba.

No se si a ti te pasa, pero yo soy de las que calla sus problemas o sus preocupaciones para no cargar a más nadie, para no ser un problema más; o para no sentir que mis problemas son tannnnn pequeños comparados con los del resto del universo (Y a verrrrrr, es que están pasando tantas cosas que… buenoooooo). Pero Sam me hizo entender el VERDADERO SIGNIFICADO de este día.

El día de los enamorados es precisamente eso que sentí cuando me abrazó al verme llorar cómo una nena, es ese sentimiento de saber que no estás [email protected], ese calor que te da en el cuerpo al leer palabras que no son las simples cursis de siempre y que parecen sacadas del libro de frases del amor y la amistad.

Hoy me sentí amada. Me sentí especial. Estando sin maquillaje, desarreglada, agotada y con muchas cosas en mi cabeza, el verdadero amor me hizo ver más allá. Me hizo ver que el amor va mucho más lejos que una linda celebración (Y no está mal celebrar el amor, ¡ojo! no me vayan a atacar jejeje), que el verdadero amor abraza, acepta, acompaña, respeta, entiende, escucha, da sin esperar nada a cambio, es compasivo y por encima de todo, ES FUERTE.

Por eso, si tú estás [email protected], [email protected], o quizás en una relación pero te sientes [email protected]… ¡no te preocupes!

No tienes que compararte con nadie más, todas las relaciones son diferentes, el amor no se experimenta igual para todos, no es un molde específico, no se mide en las mismas dimensiones y no necesita un protocolo.

El verdadero amor es ese llanto que quizás necesitas dejar salir para que tu corazoncito se limpie (eso sí, no es que te vas a quedar llorando de por vida, y por todo. Arriba ese ánimo.), es esa llamada que recibiste o que debes hacer, es ese perdón que necesitas dar, es ese tiempito para irte a tomar un café con alguien que quieres, es esa cenita rica que preparó mamá, es ese lamido de tu perro cuando llegaste a casa, es esa oportunidad de ver que vives y tienes mucho por delante. ESO TAMBIÉN ES AMOR.

Así que hoy, ÁMATE CON FUERZA. AMA CON ENTREGA. Y REPARTE AMOR POR DONDE PASES. Te aseguro que Dios lo va a retornar a ti y te va a tomar por sopresa.

Yo te quiero mucho y te mando muchos apapachos❤

NOTA: Si tienes la oportunidad, eleva una oración por las familias que perdieron a un ser querido hoy, quizás esa va a ser la única muestra de amor que reciban en un día como hoy.

Cuéntame en los comentarios cómo te sientes hoy, estoy aquí para ti.

 

💛

 

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply Ana February 15, 2018 at 5:31 am

    IN LOVEEEEEEE

  • Reply Carmen February 15, 2018 at 1:52 pm

    💯 cierto! Y de acuerdo. Me encanta tu sinceridad. Y poco a poco estoy gathering my confianza para hacer un blog or vlog asi, hay tantas personas que necesitan mensajes asi. Tambien tuve un dia muy emocional and became a cry baby (good tears) por mi esposo que me ama, y hablamos comimos me abrazo. Soy tan afortunada y muchas veces no me doy cuenta.

    • Reply Yiyi Zapata February 15, 2018 at 3:03 pm

      Wow Carmencita, un abrazo para ti y gracias por sentirte identificada <3

  • Reply Yris February 15, 2018 at 9:21 pm

    Lindo <3

  • Reply Mariela February 16, 2018 at 12:56 am

    Me sentí identificada. Lo amé.

  • Leave a Reply